La ciberdefensa toma un protagonismo vital

Como se sabe, en el vertiginoso desarrollo tecnológico de las últimas dos décadas la ciberguerra ha dejado de ser un asunto de escala menor para convertirse en un fenómeno de alcance global.


US Cybercommand
Centro de Operaciones Cibernéticas en Fort Gordon, Ga. Foto del U.S. Army,/ Michael L. Lewis

El ciberespacio se ha convertido en el quinto dominio de la guerra, después de la tierra, el mar, el aire y el espacio. Hay una lucha, muy fuerte, por dominar el ciberespacio, y viene planteando complejos y diversos escenarios para los cuales no todos los países están preparados.

El término ciberguerra ya no engloba únicamente a un conflicto entre estados, las acciones del cibercrimen y del ciberterrorismo pueden tener origen en grupos no asociados a un estado. No pocos estados han comprendido que se hace fundamental la existencia de mecanismos exclusivos de Ciberdefensa que se ocupen de esas acciones a los fines de garantizar un acceso libre al ciberespacio y de dar respuesta ante amenazas o agresiones que puedan afectar a los intereses del estado.

Sucesos como el ciberataque "WannCry", que afectó a cientos de miles de ordenadores de empresas en todo el mundo en 2017, un malware conocido como del tipo "wiper" disfrazado de ransomware cuyo objetivo principal fue la destrucción de datos importantes, la interrupción del trabajo de las instituciones públicas y privadas.

O como el "Russiagate", la trama rusa para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, y la incursión de crackers rusos que buscaban falsificar sitios políticos en ese país de cara a las elecciones de noviembre de 2018.

O como los ciberataques a los sistemas médicos y el ciberespionaje a médicos y técnicos relacionados con la vigilancia epidemiológica y el desarrollo de tratamientos, procedimientos, medicamentos y vacunas, los ciberataques a teletrabajadores y el impresionante crecimiento del ransomware desde el inicio de la pandemia.

Sucesos que en diversas medidas han producido importantes pérdidas económicas y han complicado la delicada situación por la que atraviesan muchos países por la pandemia del SARS Covid-2, han motivado la necesidad de los países en mejorar su seguridad y valida el que el concepto de Ciberseguridad es complementario al de Ciberdefensa.

Mientras algunos gobiernos construyen sus sistemas nacionales de ciberseguridad desde una óptica cortoplacista, sin mencionar a esos donde sus instituciones de defensa está dominados por una parcialidad política con sesgos ideológicos, otros desde hace décadas se hallan optimizando sus sistemas de capacitación para profesionales en los campos de la ciberseguridad, la ciberdefensa y las ciberoperaciones. Además han desarrollados políticas para dinamizar, potenciar y consolidar la industria nacional de ciberseguridad.

En no pocos países se tiene claro que desde que las operaciones en el ciberespacio forman parte integral de cualquier tipo de operación militar, el Mando debe tener conocimiento de su empleo y, por ello, no puede ni debe delegar las decisiones operativas en esta nueva dimensión por el hecho de que carezcan de una correcta comprensión del entorno y una capacitación que les permita operar en él.

En los países donde se están "haciendo bien los deberes", se tiene como una alta prioridad que su ciberdefensa debe ser capaz de utilizar las ciberoperaciones para irrumpir en las redes de mando y control, infraestructuras críticas y sistemas de armas de los "potenciales" adversarios del país, ya sea un estado y/o una organización del cibercrimen y/o del ciberterrorismo.

Las ciberoperaciones se integran en el planeamiento y conducción de las operaciones militares, para ello, además de potenciar la construcción de cibercapacidades a nivel conjunto, por lo que se han planificado y creado "ciberfuerzas". Esos equipos no están formados únicamente por personal militar, sino también por personal civil y reservistas.

Las políticas desplegadas en algunos países buscan mejorar el intercambio de información y fortalecer la cooperación contra las amenazas cibernéticas entre sus Fuerzas Armadas. Un ejemplo de ello es la estrategia europea de ciberseguridad. La ciberseguridad es clave para el desarrollo digital de la sociedad y la economía, y Unión Europea UE lo tiene claro desde hace años.

---.---

Post Relacionados:

___________________
NOTA: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

IMPORTANTE: Todas las publicaciones son sin fines comerciales ni económicos. Todos los textos de mi autoría tienen ©todos los derechos reservados. Los contenidos en los link (vínculos) de las notas replicadas (reproducidas) y/o citadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Éste blog ni su autor tienen responsabilidad alguna por contenidos ajenos.

Comentarios